Archivado con la Etiqueta: espiar a la pareja

¿Vigilar a la pareja es un comportamiento admisible?

Tópico que por cierto se ha popularizado en el último tiempo por las posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen, especialmente los teléfonos móviles.

espiar a mi pareja

En la London School of Economics and PoliticalScience se llevó a cabo un estudio para conocer sobre las parejas casadas que se espían a partir de lo que hace el otro entre sus actividades en línea.

Entre los resultados se detectó que el 44% de las parejas casadas espiaban las actividades online de su cónyuge. Además no estuvieron de acuerdo con:

• Un 30% si su pareja se enamoraba de otra persona por internet.
• Un 40% si tenías sexo virtual con otra persona.
• Un 15% si coqueteaba con otras personas.
• Un 15% si le hacía saber de los problemas de la pareja a otros.

¿Cuáles son las técnicas o métodos más comunes para espiar a la pareja?

Como ya hemos visto la relación entre la angustia, los malos sentimientos, la desconfianza o un amor posesivo son variables claves durante el espionaje de la pareja. Esto conllevó a que el estudio se plantease por las técnicas para revisar lo que hace el otro.

Los métodos más utilizados son:

1. Acceder al correo electrónico del otro para ver sus mensajes. Alrededor del 10% de las parejas que fueron entrevistadas aceptaron que lo hacían mutuamente, pero siempre asegurándose que la otra persona no se diera cuenta.
2. Ver los mensajes de texto del teléfono móvil. Un clásico en la actualidad con un 10%.
3. Revisar el historial del navegador web para ver cada una de las páginas consultadas por la pareja. En este caso con un 4%.
4.Espiar el Whatsapp de la pareja supera el 50%, por lo que el Master spy es un punto clave actualmente en las relaciones.

Actualmente todo los anteriores métodos más actualizados son capaces de proporcionarlo nuestro software Master Spy.

De todos modos no hay que dejar de mencionar algunos que para saber lo que hacían sus parejas robaron sus contraseñas, usaron programas de monitorización o inventaron una nueva identidad en internet para ver cómo reaccionaban sus parejas al ser provocadas.

Son datos que para nada son preocupantes ya que si pensamos en que queremos lo mejor para nuestra vida y en cierto modo también para la de nuestra pareja, hijos o incluso relación amistosa.